Sierra de los porrones

Tiempo estimado: Alta - el tramo de la cueva a la sierra, no recomendado. Todo el año, exceptuando días muy calurosos. Pocillo, en Mataelpino.

Entradas populares

Arrancamos a 1. Sirvió entre y como refugio y escondite, para una agrupación de maquis tras la Guerra Civil española. La cueva disponía de una pequeña imprenta -una sencilla maquina de escribir-.

Hongos y Líquenes

Un descanso merecido y a buscar la manera de salir de aquí, con dirección a la cuerda de la Sierra de los Porrones. Nos decidimos bajar en dirección Noreste y pasar entre dos grandes rocas -lo que nos supone un relativo descanso-, para acceder al centro de la vaguada. Pero visto la frondosidad, seguimos rumbo Norte, ascendiendo entre un tremendo jaral; donde encontrar una piedra que pisar, era lo mejor que nos podía pasar.

El caso es que metro a metro, avanzamos sobre una selva, ya con la meta definida en el Collado de las Loberas , teniendo como referencia el porrón de Peña Blanca. Desde el arco de entrada al espacio protegido continuar 2,2 kilómetros, hasta el collado de Quebrantaherraduras, en cuyo aparcamiento se deja el vehículo.

[email protected]

Ante una de las señales en la parte alta del bosque, por la ladera del Berzosillo. Marga Estebaranz.


  • Sierra de los Porrones | Senderismo Madrid.
  • paginas para solteros europeos.
  • Circular Sierra de los Porrones;
  • Follow by Email;

Invasión de maleza y vegetación, corrimiento de tierras, invasiones y cambios de trazado y desaparición de las señales que los guían son las principales causas de este problema, que no solo afecta a los senderistas, sino también al patrimonio natural e histórico de la región. Durante mucho tiempo, la Federación Madrileña de Montañismo, entidad responsable de la tutela de la caminería regional, ha intentado de manera infructuosa lograr ayuda de las Administraciones para su conservación.

www.hiphopenation.com/mu-plugins/anne/can-radiometric-dating-be-wrong.php

Cuerda de los Porrones descenso Chorreras del Manzanares

En la actualidad, ha decidido hacerlo recurriendo a un cuerpo de voluntarios, que se nutre de las filas de montañeros y senderistas madrileños. Este programa t iene como principal objetivo la recuperación de la red de caminos. Los resultados ya salen a la vista en numerosas rutas camineras felizmente recuperadas.

En este blog ya hemos dado cuenta de alguna de sus actuaciones y es el caso que hoy nos ocupa, donde puede disfrutarse de este? También conocida como Cuerda del Hilo, se trata de la prolongada sucesión de pequeñas cimas que cierran por el sur el macizo de la Pedriza del Manzanares, constituyendo el ramal por donde la Maliciosa se prolonga hacia el Oeste, concluyendo en el collado de Quebrantaherraduras.

Ruta circular por la sierra de los Porrones

En este portacho de descriptivo nombre que es paso habitual para el paraje de Canto Cochino, punto de partida y epicentro de los principales caminos pedriceros, empieza la ruta a través de un camino situado sobre el aparcamiento, a 1. El primer tramo gira a la derecha un corto trecho, al final del cual conviene salir del sendero y continuar unos metros hasta el Mirador de Quebrantaherraduras, uno de los mejores oteaderos de la Pedriza, donde unos paneles explican el paisaje.

Este roquedo, que se alza a 1.


  • sexo en santander.
  • chico busca chico illescas.
  • conocer gente miranda de ebro.
  • Buscar en este blog.
  • Formulario de búsqueda.

En algunos tramos aflora la tubería que lleva agua a la fuente situada en el collado de Quebrantaherraduras. Un corto descenso da paso a una subida por una parte descarnada del terreno, donde son visibles las huellas de bicicletas que utilizan con frecuencia este sendero para unas bajadas en las que incomodan a los caminantes. Unos 50 metros a la derecha se localiza la historiada fuente del Terrizo, normalmente sin agua y a una altura de 1.

2016 03 09 Pedriza Canto Cochino Sierra de Porrones

Justo enfrente prosigue el sendero por un cortafuegos vertical que tiene a la izquierda una cerca de piedra y a la derecha un cerrado pinar de aspecto descuidado.